Skip to content

Gastos

En el Presupuesto Municipal, el Presupuesto de Gastos responde a los desembolsos que se pretenden acometer durante el ejercicio.  Los gastos no pueden ser nunca superiores a los ingresos.

Clasificación de los gastos

Hay dos criterios de clasificación (funcional y económica) obligatorios y un tercero (clasificación orgánica) potestativo, cuyas respectivas directrices se contienen en el artículo 146 de la LRHL, que habla, en cuanto al primero, de grupos de función, funciones, subfunciones, programas y subprogramas, y, en cuanto al segundo, de capítulos, artículos, conceptos, subconceptos y partidas, debiendo ser, en uno y otro caso, los dos primeros niveles idénticos a los establecidos para la Administración del Estado.

A. Clasificación funcional

La clasificación funcional agrupa los gastos según la naturaleza de la función a realizar. Comienza por los “grupos de funciones” identificados respectivamente por un dígito. Cada uno de ellos se divide en “funciones”, indicados mediante dos cifras, y éstas, a su vez, en “subfunciones”, cuya clase de identificación constará de tres cifras.

Estos tres niveles de clasificación, que son obligatorios, pueden completarse, potestativamente, con otros dos más, que serían el “programa” (4 cifras) y el “subprograma” (5 cifras). Son, pues, en conjunto, cinco niveles:

  1. Grupo de función
  2. Función
  3. Subfunción
  4. Programa
  5. Subprograma

Los créditos se ordenarán según su finalidad y los objetivos que con ellos se pretende conseguir, con arreglo a la clasificación que por grupo de función, función y subfunción se detalla en el anexo 1 de la Orden de 20 de septiembre de 1989 por la que se establece la estructura de los presupuestos de las Entidades locales.

De acuerdo con lo establecido en la citada Orden:· Los niveles grupo de función y función tienen carácter cerrado y obligatorio, es decir, deberán establecerse los que figuran en el anexo.

La estructura por subfunciones, programas y subprogramas tendrá carácter abierto, pudiendo crearse por cada Entidad local cuantos epígrafes de estos niveles estime necesarios de acuerdo con sus necesidades.

El detalle de los créditos (partida presupuestaria) se presentará, como mínimo, a nivel de subfunción.

Los grupos de función en que se clasifican los créditos para gastos son los siguientes:

  • GRUPO DE FUNCIÓN 1: Servicios de carácter general. Se incluyen todos los gastos relativos a las actividades que afecten, con carácter general, a todo el Ente local, y que consistan en el ejercicio de funciones de gobierno o de apoyo administrativo a toda la organización.
  • GRUPO DE FUNCIÓN 2: Protección civil y seguridad ciudadana. Recoge todos los gastos originados por los servicios que tienen a su cargo el orden y la seguridad propios de la policía local, control de tráfico, extinción de incendios, etc.
  • GRUPO DE FUNCIÓN 3: Seguridad, protección y promoción social. Abarca aquellos gastos y transferencias que constituyen el régimen de previsión y seguridad social a cargo de la Entidad local.
  • GRUPO DE FUNCIÓN 4: Producción de bienes públicos de carácter social. Comprende los gastos realizados por la Entidad local en relación con la sanidad, educación, vivienda y urbanismo y, en general, todos aquellos tendentes a la elevación o mejora de la calidad de vida.
  • GRUPO DE FUNCIÓN 5: Producción de bienes de carácter económico. Incluye todos los gastos, preferentemente de inversión, relacionados con actividades que tienden a desarrollar el potencial económico del entorno social.
  • GRUPO DE FUNCIÓN 6: Regulación económica de carácter general. Integra los gastos de los
    servicios relacionados con asuntos económicos, financieros y comerciales de la Entidad local.
  • GRUPO DE FUNCIÓN 7: Regulación económica de sectores productivos. Está destinado a recoger todos los gastos de actividades, servicios y transferencias que tienden a desarrollar el potencial económico de los distintos sectores de la producción.
  • GRUPO DE FUNCIÓN 8: Se deja abierto al objeto de recoger posibles ajustes de consolidación.
  • GRUPO DE FUNCIÓN 9: Transferencias a Administraciones Públicas. Cuando éstas sean de carácter general y no puedan ser aplicadas a ningún otro epígrafe de la clasificación funcional.
  • GRUPO DE FUNCIÓN 0: Deuda pública. Comprende los gastos de intereses y amortización de la deuda y demás operaciones financieras de naturaleza análoga, con exclusión de los gastos que ocasione la formalización de los mismos.

B. Clasificación económica

Refleja la naturaleza económica del gasto previo, con independencia del órgano a quien corresponda su asignación y de la función a que se destine. Este modelo clasificatorio permite conocer el coste de los servicios corrientes y el volumen de las nuevas inversiones destinadas tanto al mantenimiento de las existentes como a la creación de otras nuevas.

La Ley hace una primera separación entre los gastos corrientes y los de capital: en unos y otros hay diversos capítulos, que constituyen el primer nivel, susceptibles de división en artículos, segundo nivel, y éstos, a su vez en conceptos, tercer nivel, que admite también dos sucesivas subdivisiones potestativas, a saber, el subconcepto y la partida, por este orden.

Los créditos se ordenarán según su naturaleza económica con arreglo a la clasificación por capítulos (1 dígito), artículos (2 dígitos), conceptos (3 dígitos) y subconceptos (5 dígitos). Sirve para la presentación resumida y básica de los presupuestos, separando los gastos corrientes (Capítulos del I al IV) y los de capital (Capítulos del VI al IX).

El detalle de los créditos (partida presupuestaria) se presentará, como mínimo, a nivel de concepto. El código tiene carácter cerrado y obligatorio en sus niveles de capítulo y artículo. La estructura por conceptos y subconceptos es abierta, por lo que podrán crearse los que se consideren necesarios en calidad de atípicos. Los subconceptos podrán desarrollarse en partidas, cuya estructura es igualmente abierta.

Los capítulos económicos en los que se agrupan los distintos gastos son los siguientes:

  • CAPÍTULO 1: Gastos de personal. En este apartado donde se incluye toda la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento y los salarios de los empleados públicos.
  • CAPÍTULO 2: Gastos de bienes corrientes y servicios. Son los gastos del funcionamiento de la ciudad, alumbrado, agua, limpieza, manteniendo colegios, cuidado de parques y jardines, y un larguísimo etcétera, todos los contratos del Ayuntamiento para realizar las acciones anuales.
  • CAPÍTULO 3: Gastos financieros. Se corresponde con el pago de los intereses de los préstamos o créditos solicitados.
  • CAPÍTULO 4: Transferencias corrientes. Son las ayudas y subvenciones que el Ayuntamiento concede a otras instituciones y personas: ONGD’s, asociaciones, clubs y las aportaciones a empresas públicas.
  • CAPÍTULO 5: Se deja abierto.
  • CAPÍTULO 6: Inversiones reales. Comprende este capítulo los gastos destinados a la creación de infraestructuras y a la creación o adquisición de bienes de naturaleza inventariable necesarios para el funcionamiento de los servicios y aquellos otros gastos que tengan carácter amortizable.
  • CAPÍTULO 7: Transferencias de capital. Son las cantidades que el Ayuntamiento transfiere a otras entidades para que puedan desarrollar también inversiones, es decir, proyectos de obras donde el Ayuntamiento colabora con una aportación económica.
  • CAPÍTULO 8: Activos financieros. Es un capítulo que recoge el producto -por ejemplo- de venta de acciones, así como las devoluciones de los préstamos o adelantos efectuados a los empleados municipales.
  • CAPÍTULO 9: Pasivos financieros. Se corresponde con el pago de la amortización de los préstamos o créditos solicitados.